¿Mi caminar por la vida está lleno de dudas?

¡Vivimos tiempos de grandes dificultades!

Los llamados fenómenos naturales generan gran temor en la ciudadanía.

Pareciera que contra ello no hay sistema que nos proteja.

Dudamos y pensamos que contra la naturaleza

¡Nadie puede!

Recordemos a Jesús durmiendo en la barca durante una gran tempestad.  Sus discípulos tuvieron miedo, creyeron que morían. Lo despertaron y él les dijo ¡hombres de poca fe!

Acto seguido reprendió la tormenta y ésta se convirtió en ¡bonanza!

Ellos dudaron porque Él antes de subir a la barca les había dicho

“Nos reuniremos del otro lado del río”.

DIOS ES FIEL Y SIEMPRE CUMPLE SU PALABRA

Por esa razón les dijo hombres de poca fe.

Pablo en el libro de los Romanos 10:17, dice que

La fe es por el oír, y el oír la palabra de Dios:

En las promesas del señor debe descansar nuestra seguridad.

 

La palabra de Dios hoy te habla a ti que estás temeroso por estas tremendas manifestaciones de la naturaleza que ya se viven en todas partes, trayendo inseguridad miedo e incertidumbre.

 

Y porque tú sabes que tienes necesidad de Dios, su palabra te habla hoy:

Veníd a mí, así te llama el señor. A los que estén trabajados y cansados, porque  yo los haré descansar: (Mt 11:28)

No te quedes solo,

Hay un refugio seguro en esta vorágine de la vida, dentro de un mundo cada vez más deshumanizado.

Ese refugio está en Cristo,

¡Nuestro salvador!

Él te cuidará del lazo del cazador: de ladrones y estafadores.

Él te librará de la muerte (ausencia de Dios).

Él te librará de enfermedades.

Dice la palabra de Dios que él que habita bajo el abrigo del altísimo, morará bajo las alas del omnipotente.

En Cristo hay un refugio seguro para

Ti.