Sanidad

¿Qué tan importante es aprender sobre la sanidad?

Estar sano es un privilegio, en cambio cuando hay ausencia de salud, es que nos enfrentamos a la enfermedad.

Sin embargo, la enfermedad, por sorprendente que parezca, puede caerle bien al que la experimenta.

Dice la palabra de Dios que el aguijón de la muerte es el pecado: 1 Co 15:56

Por tanto el pecado es la causa de la enfermedad, ya que sin pecado no habría enfermedad.

Desde la caída del hombre en el edén, el pecado gobierna en el mundo. La enfermedad será siempre una ayuda para recordar la realidad de la muerte. Le ayuda al hombre a pensar seriamente acerca de Dios.

Dice Jesucristo que los hombres deciden volver a Dios en sus etapas difíciles:

Mateo 9:12-13 Al oír esto Jesús, les dijo: los sanos no tienen necesidad de médico sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.”

La enfermedad, lleva al hombre a humillarse, nos muestra que somos débiles y que necesitamos depender de Dios.

La enfermedad no respeta estratos sociales ni razas.

Entonces cual debe ser la lección de la enfermedad:

1.-Que estamos muertos en tanto no hayamos alcanzado la verdadera vida:

Jn 5:25 “De cierto, de cierto os digo: viene la hora, y ahora es cuando los muertos oirán la voz del hijo de Dios; y los que la oyen vivirán.”

2.- Que debemos morir al pecado para alcanzar la vida verdadera; y eso es a través de la sangre de Cristo, quien nos da de su espíritu.

Ez 37:14 “Y pondré mi espíritu en vosotros, y viviréis…”

Ser sanos es un privilegio que Dios otorga, pero vivir la enfermedad, es aún un mayor don, si es que estamos dispuestos a poner los ojos en nuestro salvador.

De otra manera, la enfermedad se convierte en una maldición.

Amén

2018-01-26T16:04:08+00:00

Acerca del Autor: