¿Qué es el evangelio?

Es la noticia, las buenas nuevas, del cumplimiento de las promesas en las cuales, Abraham, Isaac y Jacob; así como los profetas y todo el pueblo de Israel pusieron su esperanza.

¿Cuál promesa?

El mesías que había de venir. Ahí está la esperanza del pueblo de Israel.

El mesías que vino a este mundo y mediante su obra en la cruz, cumplió las promesas del eterno en las que había de derramar su espíritu sobre toda carne.

Ezequiel 37:1 “La mano del Señor vino y se posó sobre mí, y en el espíritu del Señor me llevó hasta un valle que estaba lleno de huesos, y me puso en medio de ese valle.”

Ezequiel 37:4  “Entonces el Señor me dijo: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oigan la palabra del Señor.”

Ezequiel 37:5 “Esto es lo que Dios el Señor les dice: Huesos, voy a hacer que entre en ustedes el espíritu, y ustedes volverán a vivir.”

El evangelio nos da a conocer lo absurdo de nuestra vida sin Jesús; somos como esos huesos secos sin vida espiritual, a los que Dios, por su misericordia, otorga la vida espiritual a todo aquel que escucha el evangelio, las buenas nuevas y cree.

2018-01-31T10:14:17+00:00

Acerca del Autor: