Piedras vivas

Romanos 10:9
«Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.» 

Ezequiel 36:26
Y Les daré un corazón nuevo, y pondré en ustedes un espíritu nuevo; les quitaré el corazón de piedra que ahora tienen, y les daré un corazón sensible.

Salmos 95:6
¡Vengan, y rindámosle adoración!¡Arrodillémonos delante del Señor, nuestro Creador!

 

En la biblia se le llama nacimiento

Al cambio de corazón por el cual somos hechos hijos de Dios.

Cristo hace el milagro:

Nos quita el corazón de piedra y nos pone otro de carne.

Aquél corazón rebelde y soberbio se va transformando

En un corazón sensible y amante de Dios.

Se le compara este proceso a una semilla buena, sembrada por el labrador; el cual la cuida y da mucho fruto.

De la misma manera cuando nos convertimos a cristo, somos como niños recién nacidos, creciendo de acuerdo al modelo perfecto de nuestro salvador.

Por ello, el profeta Isaías (61:3), dice que los tales serán llamados árboles de justicia, plantados por Jehová mismo, para que él sea glorificado.

Así la buena simiente de Dios, crece y da mucho fruto.

Y es solamente por la vida que dios nos ha dado, como se engendra la vida espiritual en el corazón de los hombres.

 

2017-11-09T17:00:22+00:00

Acerca del Autor: