1 Corintios 11:24-26

Y que luego de dar gracias, lo partió y dijo: «Tomen y coman. Esto es mi cuerpo, que por ustedes es partido; hagan esto en mi memoria.»

Asimismo, después de cenar tomó la copa y dijo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; hagan esto, cada vez que la beban, en mi memoria.»

Así pues, todas las veces que comieres este pan, y bebieres esta copa, la muerte del señor anunciamos hasta que él venga.

La cena del señor es la celebración que nuestro señor deja establecida para los que entran al pacto de Dios, a través de la fe en Cristo Jesús.

El propósito del nuevo pacto:

Con la sangre derramada por Cristo, en la cruz y la gloria de su resurrección; los que en él creemos, tengamos perdón de pecados y seamos limpiados de toda inmundicia e idolatrías para pertenecer al pueblo de Dios: (Ez 36:25-26)

El pacto nos mete al pueblo de Dios.

Jn 1:12

A todos los que creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Andamos en vida nueva, porque hemos muerto al pecado:

Ro 6:3

¿O no sabeos que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

Ro 6:22

Más ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación y como fin la vida eterna.

¿Quiénes entonces participan de la santa cena?

Los que están en el pacto: los que han nacido de nuevo, los que han muerto al pecado, sólo los bautizados.