La bendición

Un gran temor ha tocado el corazón de Jacob, ante la amenaza de su hermano Esaú que viene con 400 hombres a matarlo.

Jacob atemorizado se sienta a orar rogándole a dios que lo libre de tan grande amenaza y de pronto en esa noche se le presenta un personaje misterioso, un ángel.

Gn 32:25 “se quedó Jacob solo y lucho con un ángel  hasta el amanecer pero vio el ángel que no podía con él, entonces le golpeó en la cabeza del fémur, y se dislocó la cabeza del fémur de Jacob, cuando luchaba con él.

Dijo (Jacob), envíame porque ya rayo el alba y le contesto el ángel, no te enviaré si no me bendices. Y este le preguntó: ¿Cuál es tu nombre? y le contestó, Jacob.

Entonces dijo el ángel no se llamara más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has prevalecido delante de dios y con los hombres has podido prevalecer.”

¡Lo hermoso de esta narración es cuando el ángel le dice a Jacob, bendíceme!

En hebreo el término bendición se relaciona con doblar la rodilla.

El ángel entonces le está diciendo a Jacob que si no doblas tu rodilla ante mí, no te dejaré ir.

Dice Fil 2:10 “para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo en la tierra y debajo de la tierra”

El ángel le pregunta a Jacob, su nombre y le dice no se llamara más tu nombre Jacob, que significa talón; sino tu nombre será Israel, que significa el hombre que ha visto a dios.

Porque has luchado con dios y con los hombres y has vencido, porque ahora que has doblado tu rodilla ante mí ya puedes recibir el título de Israel.

Así, los hijos de dios nos convertimos en Israel, desde el momento que doblamos nuestra rodilla, ante cristo.

Jacob le puso a ese lugar Peniel y dijo porque vi a dios cara a cara y no me morí. Entonces Jacob entendió que aquel ángel era una manifestación física del creador del universo.

Recordemos lo que dios le dice a moisés Ex 23:20 y 22 “Como verás, voy a enviar a mi ángel para que te preceda en el camino, y te proteja y te introduzca en el lugar que te he preparado.”

“Pero si en verdad escuchas su voz y haces todo lo que yo te diga, seré enemigo de tus enemigos y afligiré a los que te aflijan.”

2018-02-02T16:43:40+00:00

Acerca del Autor: