Engaño de la mente

Tomar conciencia de esto: todo lo que nos llega a la mente altera nuestros pensamientos, para bien o para mal.

Pr 4:23

Cuida tu corazón más que otra cosa, porque él es la fuente de la vida.

¿Por qué cuidar nuestro corazón?

Porque el corazón emite las ondas electromagnéticas al cerebro, que producen los pensamientos.

A través de los sentidos

Podemos contaminar nuestro corazón:

Por lo que debemos evitar todo aquello que contamina oídos, vista y demás sentidos.

Evitar todo lo que contamina nuestra mente:

Terror, violencia, pornografía,

Adulterio, etc.

 

Mateo 5:29

Por tanto, si tu ojo derecho te hace caer en pecado, sácatelo y deshazte de él; es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

Mateo 5:30

Y si tu mano derecha te hace caer en pecado, córtatela y deshazte de ella; es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

 

Saca tus miembros del pecado,

Saca el mal pensamiento de tu vida.

No pongas tus ojos en lo que te perturba.

Écha fuera, huye de aquello

Que te esclaviza y refúgiate

En la palabra de Dios.

No alimentes tu mente con la inmundicia.

Aliméntala de la palabra de Dios.

Heb 4:12

La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que las espadas de dos filos, pues penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Llena tu pensamiento de lo bueno, de la palabra de Dios.

En ella encontrarás sabiduría

Espiritual.

De todo lo bueno, de lo sobrenatural, en eso pensad.

 

Y así nuestras palabras serán de lo que estemos llenos en nuestro pensamiento.

Y nuestro pensamiento estará

Lleno de lo que guardamos en nuestro corazón.

Dice Jesús que de los tesoros de tu corazón habla tu boca.

¿De qué está llena la memoria de tu corazón?

De eso mismo está llena tu mente y de eso mismo hablas.

 

Filipenses 4:8

Por lo demás, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, en todo lo honesto, en todo lo justo, en todo lo puro, en todo lo amable, en todo lo que es digno de alabanza; si hay en ello alguna virtud, si hay algo que admirar, piensen en ello.

 

Nuestra vida sana depende

De cómo ocupamos la mente.

Porque si la verdad espiritual

No está en mi mente, el enemigo de las almas nos meterá pensamientos equivocados que nos conducen al sufrimiento:

A eso llamamos esclavitud.

Por esa razón Pablo dice a Timoteo:

Cuídate de ti mismo.

 

Porque siempre tendremos dos

Opciones para decidir lo qué habremos de hacer:

El camino del bien tiene una puerta muy estrecha y en ella encuentras a Cristo, trayendo paz a tu vida.

El camino del mal tiene una puerta amplia y espaciosa,

Es sumamente apetitosa, pero

Sus consecuencias son desastrosas y nos apartan del propósito de Dios:

Que muchos hijos vengan a su reino.

¿Quiénes tendrán acceso al reino?

¡¡¡Los que perseveren en alcanzar la mente de Cristo!!!

2017-12-06T12:21:13+00:00

Acerca del Autor: