En el principio

En esta ocasión trataré de explicar a cerca del misterio del poder que emana de la palabra de Dios.

Dice la biblia en Génesis 1:1 que en el principio Dios creó los cielos y la tierra. De acuerdo con las escrituras originales del hebreo los cielos y la tierra es: Et semain Et aretz

Se lee también que Dios creó los cielos, y Dios creó la tierra:

Et alef taf semain

Et alef taf aretz

Alef.- es La primera letra del alfabeto hebreo y taf es la última.

Alef en el hebreo original se representa como una cabeza de toro, manifestando la autoridad del padre y taf se ilustra como una cruz y representa la autoridad de hijo.

Si alef taf son la expresión del alfabeto hebreo, eso significa que la creación se hizo con la palabra de Dios.

Y aquí vemos que el hijo estaba creando con el padre.

Esa comprensión le fue revelada al apóstol Juan y lo plasmó con la primera oración que escribió en su evangelio:

Juan 1:1 “En el principio era el verbo, el verbo era con Dios y el verbo era Dios.”

Y todas las cosas por él fueron hechas y sin él, nada de lo que ha sido hecho fue hecho.

Y después nos deja ver que el verbo: es el hijo de Dios.

Juan 1:14 “Y ese verbo  se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria (la gloria que corresponde al unigénito del padre), llena de gracia y de verdad.”

En el principio el padre y el hijo estaban creando todo lo que existe, la creación se hizo a través de la palabra de Dios.

El autor del libro de los hebreos captó la esencia de la Biblia; él dice: la palabra de dios es viva y eficaz.

Concluimos que Cristo es la palabra de Dios y la palabra de Dios tiene poder.

2018-02-12T17:07:17+00:00

Acerca del Autor: