El propósito de Dios

Es que alcancemos la unidad con Él.

Así lo expresa nuestro señor Jesucristo en su oración: Juan 17:21

“Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.”

Se puede lograr la unidad con el padre solamente cuando caminamos siguiendo los pasos de Cristo.

Jesús anunció que los que creen en Él recibirían al Espíritu Santo. Jn 7:37

Si alguno tiene sed, venga a mi y beba.

EL QUE CREE EN MI, COMO DICE LA ESCRITURA, DE SU INTERIOR CORRERÁN RÍOS DE AGUA VIVA.

40 días después de la Ascención de Cristo al cielo, el Espíritu Santo se derramó sobre toda carne. Hch 2:1-4

Así se cumplió la escritura: los ríos de agua viva correrán espiritualmente por las venas de los creyentes.

El profeta Juan el Bautista ya lo había anunciado cuando dijo que EL mesías nos bautizará en Espíritu Santo y fuego. Mt 3:11

Si el espíritu está en mi, estoy caminando siguiendo los pasos de Jesús.

La luz de su espíritu nos unifica a todos los que hemos creído.

Es así cuando levantamos la oración al cielo, rogando que el fuego del santo espíritu consuma toda grosura de pecado para que seamos olor fragante a Dios, y alcancemos La Paz.

La unidad está en la obediencia y obedecemos a Dios porque le amamos.

Y los que así caminamos,

estamos procurando la unidad  en Cristo Jesús: (Ga 3:28)

2017-11-21T11:34:59+00:00

Acerca del Autor: