El hijo de Dios

En este capítulo estudiaremos, conforme a la biblia la naturaleza del hijo de Dios y porque los que creemos que cristo es el hijo de Dios, nos convertimos también en hijos.

Juan 1:33 Juan está dando un testimonio: sobre quien veas descender el espíritu y que permanece sobre él, ese es el que bautiza con el espíritu santo. Y yo le vi, y he dado testimonio que este es el hijo de Dios.

¿Quién está dando este testimonio?

Juan el bautista, el profeta enviado de Dios a preparar el camino de nuestro señor Jesucristo. Ante este Juan, Jesús, el hijo de dios, se presenta en el Jordán donde Juan bautizaba en agua por arrepentimiento: (Mt 3:13)

En la genealogía de Jesús, que nos presenta el libro de Lucas 3:23 nos habla que Jesús viene de Adán el hijo de dios.

Existen entonces dos hijos de Dios, que fueron creados directamente por nuestro padre celestial: Adán y Jesús.

El padre de Adán y el padre de Jesús; el padre de ambos es Dios. Adán fue un ser viviente y se hizo hombre como nosotros, después que peco juntamente con Eva. Desobedeció a Dios y con ello se cumplió lo que Dios le anticipo: se creó la muerte: (Gn 2:17)

Así que desde entonces, todos los seres humanos hemos sido concebidos por nuestros padres.

Volviendo a Juan el bautista, que bautizaba con agua en el Jordán. El bautizo con agua significa purificación del cuerpo y alma.

Y las personas que eran bautizadas por él experimentaban una real transformación porque creían al mensaje de Juan:

Arrepiéntete porque el reino de los cielos se ha acercado.

Juan también les aclaraba que detrás de él venía uno que es más poderoso, el bautizara en espíritu santo y fuego: (Mt 3:11)

Juan prepara el camino, bautizando en agua, pero el que habría de venir, Jesucristo, haría lo que solo Dios puede hacer: cambiar el interior del hombre que se ha extraviado en la esclavitud del pecado.

¿Cómo va Dios a cambiarte por dentro?

Dios le dice al bautista: sobre quién veas descender el espíritu, ese es el que bautiza con el espíritu santo.

Y cuando Juan presencia el bautizo, y Jesús sale del agua: (Mt 3:16) los cielos le fueron abiertos, y hubo una voz del cielo que dijo: este es mi hijo amado en quien tengo complacencia.

Éste será el que restaurara el pecado de Adán, porque en Adán todos morimos, porque todos somos sus descendientes. Pero en cristo Jesús, todos recibiremos vida eterna, si creemos en él.

El secreto para que recibamos vida eterna es que recibamos un nuevo corazón. Que nuestro corazón de piedra, deje de ser como el de Adán y ahora tengamos un corazón como el de Jesús.

¡Jesús hace ese milagro!

El hijo de Dios hace que todos aquellos que sean cambiados de corazón, y sean como él, sean hijos de dios: Juan 1:12

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Todos nacemos como hijos de Adán, pero Jesús dijo a Nicodemo que si nacías de nuevo, es decir en agua y del espíritu te conviertes en hijo de Dios. (Juan 3:3).

Gracias

2018-02-23T16:30:59+00:00

Acerca del Autor: