¿Cómo sanar mi corazón?

Para sanar mi corazón debo aprender que sólo Dios puede sanarlo: Proverbios 23:26

Dame hijo mío tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos.

Yo le entrego entonces a Dios mi corazón, con mi oración:

Amado Jesucristo, mi anhelo es parecerme a ti, por lo que te entrego mi corazón, cambia y transforma mi sentir; hazme amar como tú amas, para amarte a ti con toda mi alma, y amar a mi prójimo como a mí mismo.

Si deseo amar de esa manera la palabra de Dios me enseña a cuidar mi corazón: Pr 4:23

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque en él está la vida.

Mantente a gran distancia de lo que te puede contaminar.

Pero lo que sale de la boca, sale del corazón; y esto es lo que contamina al hombre.

Porque del corazón salen los malos deseos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los robos, los falsos testimonios, las blasfemias. San Mateo 15:18-19

Para que nuestro corazón sea sanado, Pablo, por guía del Espíritu Santo, nos da un mandamiento: Efesios 4:22-23

Se les pidió despojarse del hombre viejo al que sus pasiones van destruyendo, pues así fue su conducta anterior, y renovarse por el espíritu desde dentro.

Deja entonces que Dios sane tu corazón: Salmo 51:7

¡Purifícame con hisopo, y estaré limpio! ¡Lávame, y estaré más blanco que la nieve!

Con esta oración estoy rogando a Dios que mi corazón sea sanado con la sangre de Cristo.

2017-12-26T15:16:57+00:00

Acerca del Autor: