¿Cómo está tu corazón?

Debemos entonces preguntarnos:

¿Cómo está mi corazón?

¡Porque si mi corazón no está bien, mi vida espiritual tampoco está bien!

Pablo advierte en la biblia:

Filipenses 2:12 “ocúpate de tu salvación con temor y temblor”

Es para que nos enfoquemos, no en los aspectos externos que nos hacen caer, ya que el señor nos advierte: lo que contamina viene de adentro (Mr 7:21)

Cuidar entonces nuestra salvación  es mantener en observación lo que nuestro corazón atesora.

Si los tesoros del corazón están asociados con el sufrimiento, entonces debemos trabajar en ello.

Pablo nos da un mandamiento, para hacerlo bien:

Ef 4:22 “En cuanto a tu pasada manera de vivir, despojarte del viejo hombre viciado conforme a deseos engañosos.”

El corazón guarda las memorias del pasado.

2017-12-18T13:01:16+00:00

Acerca del Autor: